2020/09/07 Arturo Ignacio Siso Sosa: historias de Sabiduría: infórmate en tu área, o puede perder una gran oportunidad.
www.accesopublico.com › arturo-ignacio-siso-sosa

Un sacerdote ofreció llevar a una monja.

Entró y cruzó las piernas, obligando a su vestido a dejar al descubierto una pierna. El sacerdote estuvo a punto de sufrir un accidente.
Después de controlar el coche, deslizó sigilosamente la mano por su pierna.

La monja dijo: "Padre, ¿recuerdas el Salmo 129?".
El sacerdote le quitó la mano. Pero, cambiando de marcha, dejó que su mano se deslizara por su pierna de nuevo.

La monja dijo una vez más: "Padre, ¿recuerdas el Salmo 129?".
El sacerdote se disculpó "Lo siento hermana pero la carne es débil".

Al llegar al convento, la monja siguió su camino.
A su llegada a la iglesia, el sacerdote se apresuró a buscar el Salmo 129, que decía: "Ve y busca, más arriba encontrarás la gloria".

MORALEJA DE LA HISTORIA: SI NO ESTÁ BIEN INFORMADO EN SU TRABAJO, PUEDE PERDER UNA GRAN OPORTUNIDAD.