2020/10/06 Arturo Ignacio Siso Sosa: Hallando la felicidad en el mundo actual
www.accesopublico.com > arturo-ignacio-siso-sosa-benefactor

Desafortunadamente, parece que los pensamientos y sentimientos de las personas de todo el mundo empeoran y son más negativos cada día. La gente parece estar más apurada, estresada y absorta en su vida diaria más que nunca.

¿Alguna vez has notado que cuanto más personas concentran sus vidas en sí mismas, más miserables se vuelven en general? Su principal objetivo es FET tantas cosas como puedan. Mientras tanto, las personas más felices y contentas suelen ser las personas que DAN a los demás.

El cuento de hoy es una tremenda ilustración de cómo cada uno de nosotros puede encontrar un secreto para encontrar la bondad y la felicidad en la vida.


Un hombre santo estaba teniendo una conversación con el Señor un día y dijo. “Señor, me gustaría saber cómo son el cielo y el infierno.

El Señor llevó al santo varón a dos puertas.

Abrió una de las puertas y el santo miró dentro. En medio de la habitación había una gran mesa redonda. En el centro de la mesa había una gran olla de estofado, que olía delicioso y le hizo la boca agua al santo. La gente sentada alrededor de la mesa era delgada y enfermiza. Parecían estar hambrientos. Sostenían cucharas con mangos muy largos que estaban atados a sus brazos y cada uno encontró posible meter la mano en la olla de estofado y tomar una cucharada.

Pero debido a que el mango era más largo que sus brazos, no podían volver a meterse las cucharas en la boca. El santo se estremeció al ver su miseria y sufrimiento.

El Señor dijo: Has visto el infierno.

Fueron a la habitación contigua y abrieron la puerta. Era exactamente igual que el primero. Allí estaba la gran mesa redonda con la gran olla de estofado que hizo que al santo se le hiciera la boca agua. La gente estaba equipada con las mismas cucharas de mango largo, pero aquí la gente estaba bien alimentada y regordeta, riendo y hablando.

El santo dijo: "No entiendo".

“Es simple”, dijo el Señor. “Requiere solo una habilidad. Verás, ellos han aprendido el secreto de la felicidad ... alimentarse unos a otros ".

#Madrid #Barcelona #Espana