Arturo Ignacio  Siso Sosa: Actitud Positiva

14 mar 2020 La forma en que nos hablamos a nosotros mismos puede afectar nuestro estado de ánimo, nuestra probabilidad de éxito e incluso nuestra salud. Decir cosas negativas y críticas puede deprimirnos. ¿Le dirías a un amigo: "Deberías ir a esa lista de tareas ... Te ves cansado ... Deberías perder algo de peso"? Probablemente no. Entonces, ¿por qué te lo dirías a ti mismo? ¿Y qué efecto tiene ese tipo de lenguaje en su salud y bienestar?

Todos hemos escuchado la palabra de moda "atención plena" e incluso podemos estar familiarizados con los beneficios de practicarlo: enfoque mejorado, reducción del estrés, relaciones más fuertes, prevención de lesiones, y la lista continúa. Una dimensión de la atención plena es prestar atención a sus pensamientos o prestar atención a su mente. Mi experiencia con la atención plena me ha llevado a descubrir que si puedes sintonizar con lo que te estás diciendo a ti mismo, tu diálogo interno, puedes decidir si quieres hablar positiva o negativamente. Ahí es donde ocurren los cambios reales.

¿Quieres más energía? Dígase a sí mismo: "Tengo mucha energía".

¿Necesita desestresarse? Diga: "Dejé ir todas mis preocupaciones y miedos".

¿Te sientes desanimado por tu nivel de condición física? Diga: "Acepto donde estoy y sigo trabajando para alcanzar mis objetivos".