Arturo Siso Sosa: Alabe a su hijo

13 mar 2020 Cómo funciona el elogio
Elogio es cuando le dices a tu hijo lo que te gusta de su comportamiento. Los elogios nutren la autoestima, la confianza y el sentido de sí mismo de su hijo.
Al usar elogios, le está mostrando a su hijo cómo pensar y hablar positivamente sobre sí mismo. Usted está ayudando a su hijo a aprender a reconocer cuándo le va bien y a acariciarse la espalda.

Para qué alabar
Puedes alabar a los niños de diferentes edades por diferentes cosas. Puede elogiar a un niño más pequeño por abandonar el parque cuando se le pide, o por tratar de atar sus propios cordones. Puede elogiar a los adolescentes por llegar a casa a la hora acordada, o por comenzar la tarea sin que se lo recuerden.

Alabanza descriptiva
El elogio descriptivo es cuando le dices a tu hijo exactamente qué es lo que te gusta. Por ejemplo, "Me gusta la forma en que has encontrado un lugar para todo en tu habitación". Esto ayuda a su hijo a entender lo que quiere decir. También es más genuino que los elogios no específicos como "Eres un buen chico".
No puedes alabar demasiado. Pero los elogios pueden perder su impacto si no son específicos o si los usa cuando su hijo no ha hecho nada. Esto podría enseñarle a su hijo que no tiene que hacer nada para ser alabado.

Usando elogios para cambiar el comportamiento
Es más probable que los niños repitan comportamientos que merecen elogios. Esto significa que puede usar elogios para ayudar a cambiar el comportamiento difícil y reemplazarlo con un comportamiento deseable.
El primer paso es observar los momentos en que su hijo se comporta de la manera que usted desea. Cuando vea este u otro comportamiento que le guste, llame inmediatamente la atención de su hijo. Luego dígale a su hijo exactamente lo que le gustó.

Al principio, puedes alabar cada vez que ves el comportamiento. Cuando su hijo comienza a hacer el comportamiento con más frecuencia, puede alabarlo menos.
Si usa elogios para cambiar el comportamiento, puede alabar el esfuerzo y el logro, por ejemplo, "es genial cómo usaste las palabras para pedir ese juguete".