Imprimir

Arturo Siso Sosa: El optimismo es contagioso

21 abr 2020 ¿Alguna vez has estado cerca de una persona deprimida o pesimista? Literalmente puedes sentirlos absorbiendo la energía de la habitación y de ti. ¡El mejor día puede ser arruinado por una persona negativa! Lo mismo se aplica al pensamiento positivo. Si eres una fuente de pensamiento positivo, también eres una fuente de energía positiva para el medio ambiente y las personas con las que interactúas.

Se realizó un estudio en el que cientos de participantes tomaron pruebas que determinaron si eran pesimistas u optimistas. Luego, cada persona midió y registró su fuerza muscular. Cada persona pesimista fue puesta en una habitación con otra persona optimista durante varios minutos. Al salir de la habitación, se midieron nuevamente las fuerzas musculares y cada persona optimista perdió fuerza mientras que las personas pesimistas ganaron fuerza. Por lo tanto, los sentimientos positivos afectan aún más que los estados de ánimo de otras personas, pueden influir incluso en la salud y la vitalidad.