Arturo Siso Sosa: La Ansiedad

06 abr 2020 Todos se sienten ansiosos en ciertos momentos. La presión en el lugar de trabajo, la planificación de un gran evento o la redacción de un examen pueden causar sentimientos de cautela o incluso miedo. Si bien estas situaciones son incómodas, pueden ser más graves para quienes padecen un trastorno de ansiedad.

Las personas que sufren trastornos de ansiedad tienen largos períodos de intensos sentimientos de miedo o angustia desproporcionados a los hechos reales. Sus cerebros interpretan que los eventos reales o imaginarios son mucho más riesgosos o peligrosos de lo que realmente son. Sus vidas están llenas de inquietud y miedo, lo que interfiere con sus relaciones personales y profesionales.

Los trastornos de ansiedad afectan tanto a niños como a adultos. Con demasiada frecuencia, las personas confunden estos trastornos con debilidad mental o inestabilidad. El estigma social asociado a la enfermedad mental a menudo impide que las personas con trastornos de ansiedad soliciten ayuda.

Los trastornos de ansiedad afectan el comportamiento, los pensamientos, las emociones y la salud física. Se cree que una combinación de factores biológicos, funciones cerebrales, circunstancias personales, combinados con factores sociales y económicos, causan trastornos de ansiedad, de la misma manera que la enfermedad cardíaca o la diabetes son causadas por una combinación de factores.

Las personas a menudo sufren de más de un trastorno de ansiedad, y las personas con trastornos de ansiedad a menudo también sufren depresión, trastornos alimentarios o abuso de sustancias. La buena noticia es que los trastornos de ansiedad se pueden tratar con éxito una vez que se reconocen.