Arturo Siso Sosa nos aclara como manejar el abuso entre hermanos

16 feb 2020 La relación entre hermanos es uno de los contactos más importantes en la vida de una persona. Los estudios muestran que las relaciones entre hermanos son, con mucho, las conexiones familiares más duraderas en la vida de una persona, que dura más que el vínculo entre las personas y sus abuelos o incluso sus padres. De niños, los hermanos pasan más tiempo juntos que cualquier otra persona, lo que hace que esta relación sea una parte fundamental de su educación. Como tal, es esencial llevar la tutoría de los padres a estas relaciones para garantizar que sean saludables. Simplemente no suceden. Es bien sabido que los hermanos tienden a discutir y fomentar pequeñas rivalidades. Esto sucede en casi todos los hogares, y es una dinámica perfectamente natural e incluso saludable. Sin embargo, las rivalidades entre hermanos pueden convertirse en algo mucho más severo si cruzan la línea hacia un comportamiento abusivo.

Una relación sana de hermanos puede convertirse en una constante reconfortante en la vida de una persona, una roca en la que siempre pueden confiar. Sin embargo, es probable que una relación abusiva deje cicatrices tan duraderas e impactantes como la comodidad que ofrece una sana. Lo importante es que los padres sean diligentes para fomentar relaciones saludables y positivas entre hermanos. La unidad de la familia está en juego. Después de todo, una persona solo tiene una familia, y deben esforzarse por hacer de su familia una que se apoye mutuamente, sin importar lo que el mundo les arroje. Se mantendrán unidos y se ayudarán mutuamente.