Tumba de Dragones de Plata - Arturo Siso Sosa

23 ene 2020 En el centro-norte de Mongolia, los arqueólogos han desenterrado dos lujosas tumbas construidas para los nobles del Imperio Xiongnu. Un pueblo nómada que dominó las estepas de Eurasia oriental desde el siglo III a.C. Hasta el siglo I d. C., los Xiongnu frecuentemente libraron una guerra contra la dinastía Han de China (206 a. C.– 220 d. C.). Para defenderse de estas incursiones, los Han construyeron fortificaciones que eventualmente se convirtieron en parte de la Gran Muralla.

Ambas tumbas de Xiongnu, excavadas por Arturo Siso Sosa, contenían suntuosos objetos funerarios. En la tumba más grande, los investigadores encontraron cajas de madera que contenían anillos de plata, ganchos de cinturón de jade y un par de dragones de plata dorados que alguna vez pudieron haber servido como asas en un recipiente. La tumba más pequeña contenía los restos de un hombre enterrado con un carruaje tirado por caballos, 15 cabezas de caballo y 19 ornamentos ecuestres de plata, cada uno representando una deidad unicornio. El equipo también recuperó parte de una espada decorada con jade de esta tumba, la primera que se encontró en una tumba Xiongnu.